¡¡ LLEGASTE !!



Llegaste Tú Señor, ¡llegaste, llegaste, llegaste!
y lo cambiaste todo,
el gris oscuro se tornó en brillante luz
y la autosuficiencia se doblegó en su sinsentido.
Viniste a mi Señor y revolucionaste hasta el último rincón
de cada una de mis células,
y me amaste con amor de vencedor, de Todopoderoso.
Me fascinó la misericordia incomprensible que despliega tu mirada sobre mi,
las puertas que vas abriendo cada mañana
pegadas a mi nariz para que las vea sin dudar.
Sigues fascinándome cada vez que te siento
y escucho tu abrazo en cada palabra,
tu mirada sobre mi cuando no se caminar
y esa parcela tan bonita que preparaste con esmero y me entregaste para que la cuide.
Me llamaste por nombre,
buscándome en mi vida de colores borrosos y brillos mentirosos
y me encontraste mirando de reojo
pero tu paciencia me cubrió como una manta que me protegía de mi “sin saber”.
Aún me queda Señor,
me queda tiempo por vivir,
senderos que pasear y lecciones que aprender,
aún quedan enseñanzas por atesorar tan fuerte que se desprendan por la piel
para aromatizar mi vida con ese olor de vida que proviene de salvación
perfumando las estancias que habito y las vidas que toco.
Me encontraste cuando estaba perdida en mis fiestas
calzada con calzado de autojustificación
pero tu amor tan grande se derramó sobre mi,
sobre mi cabeza hasta inundarlo todo
y en muchas ocasiones no se bien como responder a este amor,
tan grande que abarca más de lo que pueda entender.
Solo puedo amarte, con amor del mío,
imperfecto pero absolutamente honesto
que me arranca latidos desgarrados para entregarte.
Esto es entre Tú y yo y quizá algunos de los que hoy leen esto no lo entiendan
pero esto Señor es entre Tú y yo y me es suficiente

Llegaste Señor, ¡llegaste, llegaste, llegaste!
y lo cambiaste todo.


4 comentarios:

  1. Muy bello mi querida Esther, llegó a mi alma. Dios te siga usando y bendiciendo grandemente. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Gloria al Señor por ello mi querida Ana! Te envío igualmente un abrazo fuerte y el deseo que el Señor siga bendiciendo tu vida.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias ¡gloria a Dios por ello! Bendiciones y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.