"PEQUEÑOS" GESTOS


Quizá no siempre seamos conscientes de lo que un “pequeño” gesto puede influir en la vida de una persona, pensamos que solo los que tienen renombre, o ministerios grandes influyen en la vida de otros, los que escriben libros o los que predican ante multitudes, y por supuesto que sí, ellos por lo general, tienen influencia sobre la vida del los que los leen o escuchan pero no debemos ignorar que un pequeño gesto, quizá hecho en la intimidad puede marcar la vida de una persona.

Así que no creas que el abrazo que das, el consejo bíblicos, la sonrisa, la mirada de cariño quedan en la trastienda o lanzados al aire sin resultado.

Quizá no has escrito un libro, no hayas dado conferencias o no hayas subido a un púlpito a predicar, pero tus gestos de amor, cada uno de ellos pueden hacer tanto bien al prójimo, a aquel que cree que ya no hay esperanza y que un abrazo tuyo lleno de amor le da razones para seguir viviendo, o aquella sonrisa con la que transmitiste seguridad al que no sabía muy bien que hacer, o aquella tarde que apartaste solo para escuchar a alguien que necesitaba hablar y que con ese gesto cambió de perspectiva.

Son gestos pequeños sí, pero poderosos para la vida del que los recibe, y en ocasiones no somos cocientes de como ellos pueden afectar a nuestro entorno y hacer feliz al que está caminando por suelos grises.

Así que proponte regalar gestos, llenos de amor, gestos llenos de bien, gestos que bendigan los corazones y cambien las vidas. Quizá ya has cambiado la vida de alguien y no eres consciente.

Tal vez no haya un llamado a las naciones en ti, pero si hay un llamado a BENDECIR y con gestos de amor puedes bendecir y transformar la tristeza de alguien en vida... en vida... en vida.

¿Estás preparada?


bendición  bendicion  bendecir  gestos  amor  influenciar  llamado  cristianos  amordeDios refelxión devocional

1 comentario:

  1. Que el Señor siga poniendo palabras sabías en usted hna. Que grato es saber que aún sin conocernos sus bendiciones llegan a mujeres necesitadas del amor de Dios. Gracias. Sus palabras me edifican y edifican a otros.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.