¡DE NUEVO TÚ!


Tus ojos anclados en mis días, en mis horas,
moviendo las fichas en el tablero de ajedrez
para que yo pueda dar el jaque mate,
movimientos que la mirada no alcanza
pero que percibo fuertemente agolpándose a mis pies.
Días vestidos de misericordia,
de bondad en forma de presencia,
de sentir el abrazo de tu llamado,
del abrigo de tu confianza.
¡De nuevo Tú!
De nuevo Tú tirando de todos los hilos para atraerme,
de todos los recuerdos y sensaciones para buscarme,
extendiendo el camino que a veces difumino
con mi lápices de purpurinas fugaces.
Tú, que me llama, que me dices con pequeños actos,
con grandísimas hazañas 
que sigues esperando el siguiente paso.
Tus ruidos hermosos que irrumpen en mis mañanas, 
en mis noches
para gritar dulcemente: ¡no olvides lo principal!
Tú, desde arriba moviendo las fichas en el tablero de ajedrez
entregándome amor en todas las formas,
entregando oportunidades en todas las maneras…


Feliz día familia.

¿Has sentido alguna vez como recordatorios de promesas, de llamados de Dios irrumpen en tu vida, con amor suave para decirte: no olvides lo que te he dicho, lo que te he entregado, no olvides lo principal?

Pues eso…, así está siendo mi semana.


Permite que el amor de Dios irrumpa en tu vida de todas las maneras.



Como hacer la voluntad de Dios  Feliz  Buenos días Nuevas oportunidades

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.