PROPICIO A MI



Creo que a estas alturas, ya saben que me deleito en estudiar y escudriñar La Palabra, y también las palabras que en ella se encuentran. Hace unos días rondaba por mi corazón una palabra sonora, llena de música que trae consigo una melodía bella, delicada que nos hace vivir en fe y calma, esta es la palabra “Propicio”.

Según en qué versiones, se encuentra en varias ocasiones en la Biblia, pero hoy quiero hacer referencia a la encontrada en el versículo 7 del Salmo 142

El Salmo 142 es un salmo de David relatando su experiencia en la cueva, nos deja ver a un hombre, en ese momento:
     * Agobiado, angustiado (vs.3)
 
    * Rodeado de circunstancias adversas, perseguido (vs.3)      
 
    * En soledad (vs.4) 
 
    * Afligido, decaído (vs.6). 
 
Parece  que está en una situación límite, en la que ya no puede más, no le quedan fuerzas, está abatido, pero conoce Quién es Dios y a Él clama.

Cuando leemos esta lista de sentimientos parece que solo se dan en personas sin esperanza, que los cristianos estamos exentos de sentirnos así,  pero la realidad que muchos de estos sentimientos también se dan entre cristianos. 
 
¿Quién no se ha sentido agobiado sin saber muy bien que hacer en una situación determinada, creyendo que  no hay salida y que todo terminará en un desastre? 
 
¿Quién no se ha sentido alguna vez solo, incomprendido, desplazado, con lágrimas en los ojos buscando desesperadamente una mano amiga que no aparece? 
 
¿Quién no ha estado decaído en alguna ocasión, sin fuerzas, desanimado, sin esperanza? 
 
¿Quién no ha estado rodeado de situaciones adversas que escapan a la comprensión y grita para ser ayudado y parece que todos alrededor hacen oídos sordos?


En muchas ocasiones esa soledad, esos sentamientos te llevan a creer que Dios tampoco te escucha, que no responde a esa oración desesperada que le estás haciendo… ¿se habrá olvidado el Señor de que estoy en esta cueva, solo?

Pero aún en medio de este torbellino debemos recordar QUIEN ES DIOS, quién es Él y entonces entenderemos que Él será propicio.

La Palabra PROPICIO significa: Oportuno, favorable. Que se inclina a hacer el bien.


Por un lado “favorable” “que se inclina a hacer el bien”, favorable hermanos, favorable, Él te contestará de una manera favorable, para tu bien, recuerda lo que dice Romanos “a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan para bien” es decir, favorablemente. Dios actuará para tu bien, aún cuando la respuesta no es la que esperas, ten la seguridad que te será favorable. Él te será PROPICIO, FAVORABLE.

Por otro lado significa “oportuno”, es decir, puntual, adecuado, preciso. Si conoces a Dios ya debes saber que los tiempos de Dios son perfectos, y que muchas veces no coinciden con nuestros tiempo.

Propicio implica que Dios no se equivoca en la respuesta, que no llegará tarde, tampoco demasiado temprano, sino en el momento oportuno. 
 
Esto lo he experimentado en muchas ocasiones en mi vida, cuando estoy al límite, ahí está mi esperanza, mi refugio, la respuesta precisa en el momento adecuado, aún cuando yo creía que ese no era el momento adecuado, específicamente esto sucedió con la muerte de mi padre, pero Dios me mostró que Él es propicio, que nunca llega tarde ni temprano, y que aunque yo en mi mente finita no lo consideraba, ese si era el momento oportuno.

De esto hace ya unos años, pero aún cuando lo recuerdo puedo ver que Él se inclinó ha hacer el bien, a ser favorable, no solo a mi padre, sino a la familia, con la que también fue propicio mostrándonos la promesa de su salvación sobre la vida de mi papá.

Él es nuestra porción, nuestro refugio, siempre propicio.

No se cual será tu situación, tu cueva, tu cárcel, pero quiero recordarte que Él será propicio, que en el momento oportuno, te dará la respuesta favorable. No te desesperes, sal del agobio, de la desesperanza, de la incertidumbre, de la soledad y aprende a conocerle y a disfrutar de su bondad, de que Él es propicio, bueno contigo. Aprende a cambiar todos esos sentimientos que crean ansiedad, desconsuelo por seguridad que Él es propicio y eso lo cambiará todo, absolutamente todo.

“Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; Me rodearán los justos, Porque tú me serás propicio” 
(Salmo 142:7 RV)


“Sácame de la prisión para que pueda agradecerte. Los justos se amontonarán a mi alrededor, porque tú eres bueno conmigo” 
(Salmo 142:7 NTV)
 
 

4 comentarios:

  1. Oh amiga, gracias por ser un canal de bendición, y por lo que compartes, cuanta verdad en tus palabras que el Señor ha puesto en tu corazón, y si muchas veces pasamos los cristianos por momentos difíciles y a veces que uno no comprende. Pero el Señor sabe y tiene el control de todo.He aprendido amiga a confiar en mi Rey y saber que en todo hay un propósito. Justamente ahora en mi familia pasamos por una situación difícil con uno de mis hijos, pero se amiga que el Señor nos tiene en su mano y que él está y va con nosotros. Gracias por bendecir mi vida con todo lo que compartes, eres un instrumento del Señor, Dios te bendiga en todo al igual a tu bella familia. Por mi trabajo hace mucho que no entro a mi blog, le he dedicado más tiempo a la lectura de la palabra y a expresar con dibujos en mi biblia de apuntes, la verdad que me encanta. En un ratito salgo para mi trabajo, te dejo un gran abrazo y Esther doy gracias a Dios por ponerte en mi camino, me has bendecido mucho. Gracias amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jenny querida ¡la gloria para nuestro buen Dios! Tú también has bendecido mucho mi vida con todo lo que haces y expresas y sobre todo con tus muestras de cariño.
      En cada situación, aún en esta que me comentas que estás pasando, no lo dudes mi hermana del alma, Dios te será propicio, favorable, esa es nuestra esperanza, nuestra certeza de que Él, como bien dices, nos tiene de su mano y está con ustedes.
      Estaré orando.
      Un fuerte abrazo y mi cariño, que sabes que lo tienes.

      Eliminar
  2. Hola mi querida hermana y amiga, tanto tiempo. Visitando hoy tu rinconcito me encuentro con esta preciosa palabra verdaderamente de mucha bendición. Gracias le doy a Dios por tu vida Esther te llevo siempre en mi corazón. Un fuerte abrazo a la distancia y que el Señor te continúe bendiciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Ohhhh cuánto tiempo mi querida Ana!!!! Qué alegría saber de ti. Espero que estés bien y tu preciosa familia también. Te he extrañado, pero me alegro mucho de tener noticias tuyas. Recibe un fortísimo abrazo y mi cariño. Muchas bendiciones hermana querida.

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...