INSERVIBLE



¡Cuántas veces guardamos cosas inservibles que ocupan lugares donde podríamos guardar otras cosas!

¡Cuántas veces guardamos sentimientos, recuerdos que ocupan y desplazan a lo verdaderamente importante, a lo que sí debe ocupar un lugar de honor en nuestra estantería!

Desecha el enojo, la ira, la preocupación excesiva, el afán, abre las estanterías y decóralas con la buena palabra, la sonrisa cálida, el abrazo que reconforta y trae esperanza.

Sé que no siempre es fácil deshacerse de dolores profundos que han dejado una marca en el corazón, de una decepción que te ha helado las sonrisa o de palabras hirientes que han socavado toda alegría, pero hay que intentarlo, y hay que intentarlo con todas las fuerzas pues esas cosas inservibles crean bunkers donde habitar de manera solitaria, melancólica, desconsolada.

¿Por qué guardar lo inservible, cuando ante ti se abre un ramillete en Gálatas 5 de frutos hermosos para disfrutar? ¿Por qué guardar lo inservible que solo trae recuerdos que calzan de consternación e impotencia tus pies que han sido creados para andar con esperanza?

¿Por qué guardar las gomas, las ruedas viejas del camión, cuando ya están las nuevas colocadas?

Lo inservible atrae telarañas, suciedad, pestilencia y  hace sonreir al enemigo de nuestras almas.

Haz limpieza de recuerdos, de sentimientos, de “lo que pudo haber sido y no fue”, de dolores, de anclas que te atrincheran en un pasado que ya no existe más y que no deja que vislumbres el futuro hermoso ya trazado y el presente pleno que fue comprado para ti.

Deshazte de lo inservible, abre las ventanas, deja entrar la LUZ en todo su esplendor, limpia las estanterías y coloca en ella todo lo bueno, lo honesto, todo en lo que haya virtud alguna, lo demás… inservible.


Feliz y bendecido día. 

2 comentarios:

  1. Mucha razón tienes al escribir estas reflexiones, Brisa. Y yo pienso que sobre todo los antiguos resentimientos es lo más inservible en nuestras vidas, porque daña y mancha nuestra alma. Gracias por compartir. Recibe mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bendiciones querida Ingrid, tienes toda la razón, el resentimiento es uno de los aspectos que mayor estrago puede hacer en una vida y que impiden que podamos vivir la vida en abundancia que Jesús proveyó para nosotros.
      Muchas bendiciones y feliz día.

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...