TODO


Siguiendo con el tema de las palabras, esas palabras que abarcan lo incomprensible, aquello que se apega al pecho y abre ventanas, hoy saltó a mi mente una palabra que se encuentra en el versículo 13 de Filipenses 4 y es la palabra TODO.

Aunque soy consciente de que las palabras más importantes de este versículo son EN CRISTO, la realidad es que TODO tiene el brío del búfalo, capaz de levantar el cuerpo caído, el peso muerto de la tristeza, capaz de hacer llover en el desierto, reverdecer valles oscuros y hacer temblar los cimientos de prisiones frías.

TODO abarca desde la A hasta la Z, del Este al Oeste, desde arriba hasta abajo, desde el Norte hasta el Sur.

TODO, que no deja fisuras, ni dudas, ni cimientos endebles, sino que eleva al cielo la fe, que deja que duermas tranquilo, que te da ancla en la tormenta y esparce aromas en primavera.

TODO, en Cristo lo puedes TODO, eso incluye que te puedes levantar de la desesperanza y pintar flores en el camino, que puedes elevar las manos y recibir Su bendición aunque parezca que tengas el corazón arrugado, TODO incluye que en esa situación que parece infranqueable, que te ha robado las fuerzas, puedas cruzar el mar que se has estancado ante ti y pasar al otro lado, TODO es que tu Mar Rojo se abre.

TODO abarca que puedas perdonar al que te rebujó el corazón, y que puedas desandar caminos andados de sequedad.

TODO es que puedas tener ilusión en lo que una vez fue entregado, TODO es que puedas recuperar lo perdido, TODO es tener paz incluso cuando el piso se cuartea bajo tus pies.

TODO cierra grietas, hace el aire respirable, te da la mano y te ayuda a seguir. TODO hace que la sonrisa pueda aparecer de nuevo, que el dolor quede enterrado, que el horizonte aparezca otra vez, que la esperanza sea nuevamente la inquilina del alma y que los ojos llorosos dejen de estarlo ya.

TODO hace lo impensable, pone alas a tus pies, confianza a cada paso, te hace consciente del valor que el Padre depositó en ti. TODO te grita que puedes, aunque otros te hayan hecho creer que no. TODO perfuma tu vida de nuevo y hace desaparecer sentimientos raros que te persiguen a la espalda, TODO hace que dejes de creer en las mentiras que el enemigo te ha susurrado. 
TODO hace robusta tu fe y hace que deposites la mirada en la fuente del poder. 
TODO hace que caminar en Su perfecta voluntad sea el deleite de tu vida.

TODO, ¿TODO? Si, en Cristo, lo podemos TODO.

Feliz día y muchas bendiciones. 
"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece."
(Filipenses 4:13)
 biblejournaling journalingbible ilustratedfaith Biblia como ser feliz un nuevo dia devocional reflexión palabra para mi Jesús ¿Cómo ser feliz? Como poder con todo  Como tener un buen día Como leer la Biblia

2 comentarios:

  1. ¡Qué linda esperanza existe en la palabra "TODO", mi querida hermana Brisa!....me hace soñar que la misericordia de Dios aún estará conmigo....que no me dejará ser devorada por demonios crueles que aborrecen mi alma....que no me soltará de su mano....porque todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Mil gracias por compartir esta reflexión. Un abrazo y bendiciones de lo alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fuerte abrazo para ti mi querida Ingrid, y ¡gloria a Dios que podemos descansar en sus muchas misericordias! Muchas bendiciones.

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...