FLORECE



En caminos de aridez, en sombras y sinsabores
aun ahí he de florecer,
florecer en las penumbras
en los tramos de dificultad,
cuando el abrazo se ha extinguido,
cuando el sopor se ha establecido,
cuando hay piedras en el sendero y se clavan al andar.
Mientras otros duermen con sus rostros apoyados en algodón,
aun cuando tu estancia se ha convertido en dureza
y el aire se tiñe de soledad,
aun ahí he de florecer.
Porque para ello fui plantada
como plantío del Señor,
para traer paz y Palabra
con y sin espectador,
porque a ello fuiste llamada
a testificar aun en medio del silencio,
a abrir pétalos en el anochecer,
a dar perfume de vida
a ser carta que otros puedan leer.
¡ Florece, florece !
porque el que te plantó es el que te mira,
el que realmente te ve.

FLORECIENDO


El día que sacamos esta fotografía habíamos decidido bajar a la playa tarde, como a las 8, a pasear, y estacionamos el coche donde siempre, en un espacio árido, de tierra y rocas, nada especial a simple vista, pero al volver, ante nuestros ojos esta maravilla había florecido en la oscuridad cuando nadie la veía a la que nadie, como nosotros había prestado atención, pero fue floreciendo cuando oscurecía,  en un terreno árido,…

Esto me hizo reflexionar sobre como debemos ser los hijos del Todopoderoso, del Amado, florecer en terrenos áridos, pedregosos, cuando a nuestro alrededor no hay luz y está anocheciendo en un camino ya solitario, florecer aún en medio de circunstancias difíciles.

Pero ¿qué significa florecer? Pues florecer significa ser una carta abierta que da testimonio de Cristo en cada lugar y circunstancia, porque es fácil florecer y brillar cuando a nuestro alrededor luce el sol, cuando la familia marcha, cuando estamos en la iglesia junto a otros hermanos, cuando tenemos trabajo, cuando no hay enfermedad, cuando los amigos siguen siendo amigos y las perspectivas de futuro son alentadoras, definitivamente es fácil florecer en medio de la luz, cuando otros también florecen a nuestro lado.

Pero esta flor, sin nombre para nosotros, floreció en la noche, cuando otras quizá dormían, en un terreno en el que a simple vista resultaría muy difícil brotar y desarrollarse. Así, de igual manera debemos florecer, dar testimonio aún cuando otros no lo hagan y duermen en el letargo de la desazón, indiferencia o apostasía, nosotros florezcamos, levantemos cabeza y voceemos la Palabra.

Florezcamos aún en terrenos áridos, difíciles, donde hay tropiezo y caminemos entre ellos trayendo así aroma de vida.
Florezcamos cuando, como a ella, nadie nos ve, porque no necesitamos espectadores para obrar como conviene, con justicia y rectitud, con amor y lealtad, no necesitamos reconocimiento, solamente agradar al Padre, esa debe ser nuestra necesidad.

Así que demos testimonio, reflejemos a Cristo, actuemos como hijos del Todopoderoso, florezcamos, florezcamos en todo tiempo, en toda circunstancia, en todo lugar, a solas o en medio de la multitud, de día y de noche, en el vergel y en la aridez, florezcamos porque somos Plantío, Plantío del Señor.

“El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya” 
(Isaías 61:1-3)

No estamos plantados al azar, de manera silvestre. La palabra plantío procede de la palabra plantar, es decir hemos sido plantados por Él y para Él, con propósito. Él nos tomó y nos plantó para darle gloria, así que en este día propongámonos florecer.

Un abrazo para tod@s





SU MISERICORDIA



Nacen días de todo tipo, alegres y risueños
y grises y adormilados,
pero Su misericordia no cambia,

Hay ocasiones en las que el corazón late con fuerza
y otras en las que palidece sin contemplación,
pero Su misericordia es para siempre.

Hay tardes de sol resplandeciente
y otras en las que el cielo es gris plomizo,
pero Su misericordia nunca deja de ser.

Hay palabras que alientan y acarician
y otras que como puñal torturan el alma,
pero Su misericordia sigue siendo el bálsamo.

Hay días de caminos despejados y carreras limpias,
y otros llenos de trompicones y orillas interminables,
pero Su misericordia sigue trayendo aliento.

Hay momentos colmados de poesía,
y otros de palabras vanas,
pero Su misericordia es nueva cada mañana.

Hay días, y otros días vendrán
pero Su misericordia, ¡ oh, Su misericordia !
Su misericordia no cambia.

¿QUE INSPIRÓ "ASÍ ERES TÚ"?

Buenos días a todos, si alguien leyó la publicación del martes sabrán que compartí algunos versos que el Señor puso en mi corazón “Así eres Tú” y al final del post les dije que hoy les mostraría lo que inspiró cada uno de ellos, que sentimientos y verdades me llevaron a escribirlos para que así pudieran entenderlos mejor y hacerlos vuestros, de cada uno de ustedes y que la bendición llegue en este día como brisa fresca a cada una de sus vuestras vidas.
Pondré en rojo el verso y a continuación en negro la “explicación”.

Así que allá vamos.

Candela en el alma cuando es invierno
así eres Tú,
el que abriga cuando la lluvia cae fría

¡Cuán necesario es el calor en los meses fríos de invierno! cuando parece que el aire corta la piel, y cuánto se agradece el abrigo, estar alrededor del fuego, con la chimenea encendida, pues así es la presencia, el amor de Dios para el alma que le anhela, como abrigo, calor que transforma y hace todo más agradable aunque fuera las circunstancias sean frías y difíciles.


y el desazón se ha sentado a la puerta,

Hay ocasiones en la vida, por circunstancias diversas en las que nos sentimos disgustados, intranquilos, con pesadumbre y hasta con un poco de tristeza, y parece que ese sentimiento no se va a ir nunca y está como si esperase cada día sentado a la puerta a que salgamos para acompañarnos durante todo el día, y es ahí donde el Señor es abrigo a nuestra vida para quitar todo ese sentimiento que en ocasiones el enemigo pone para que no podamos avanzar.


el que pelea por mi

Deuteronomio 3:22 dice: “No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros”
Ser conscientes de esta verdad nos da una paz asombrosa, fascinante, así es Él.


y revisa mi rostro para mitigar la tristeza

Muchas veces nadie percibe cual es nuestro estado de ánimo real, y nos sentimos tristes por dentro y parece que nadie lo percibe, lo entiende, pero Él sí, Él escudriña nuestro rostro y lo que hay mas allá de él, no solo porque lo conoce, sino porque su deseo es calmar la tristeza y convertirla en gozo.


y pone algodones a mi paso
para que la caída no duela.

¿Pueden imaginarse un camino lleno de algodones blanditos, acolchados a cada paso? Algodones para que cuando caigamos la caída no produzca un dolor tan terrible que sea irreparable, sino que aún de esa caída nos podamos levantar, afligidos quizá, pero con la oportunidad y fortaleza de seguir adelante, así es Él.


Así eres Tú,
el que espera a mi vera
cuando los demás han olvidado la espera

¿Te has sentido sola alguna vez, incomprendida, ocasiones en las que parece que cuando necesitas esa mirada cómplice o esa mano extendida se han ido todos? Pues es ahí donde Jesús se queda a nuestro lado, a nuestra vera, todos quizás han olvidado que deben esperarte pero no Él.


y susurra al alma,
y toca trompeta,

Es la voz de Dios vital cuando susurra para alentarnos, para darnos dirección, levantar nuestra fe, recordar Sus promesas, pero no solo susurra sino que en muchas ocasiones toca trompeta fuerte, para despertarnos y anunciar Su voluntad de una manera clara y poderosa.


el que ideó un plan con mi nombre,
el que cree en mi aunque yo no creyera,

¡Cuánto regocijo nos trae el saber que cuenta con nosotros, que en su planes hay alguno con nuestro nombre! Y muchas veces creemos que no somos capaces, que no podemos o no sabemos como hacerlo, y nos negamos a nosotros mismos el intentarlo, y es entonces cuando aflora la certeza de que es el Todopoderoso el que cree en mi, aunque en ocasiones ni siquiera yo creyera ¿no es maravilloso? Así es Él.


el que depositó luz en mis manos
y sopla fuerte
para que vuele y no desparezca.

Y es ahí, donde Dios deposita en nuestras manos todo lo necesario para que ese plan que ideó para nosotros se lleve a cabo, y es Él  con un fuerte soplo el que lo hace crecer y lo pone en funcionamiento para que no desaparezca entre nuestras dudas.


Así eres Tú,
que pintas chispitas en el corazón,
que provoca sonrisas,

Las chispitas son como burbujas de sentimientos alegres difíciles de explicar y es nuestro Amado el que provoca en nosotros la mayor de las sonrisas y quien provoca toda nuestra felicidad, esa que no es circunstancial sino de gozo constante.


que pone pies al sol

¿Poner pies al sol? Pues sí, para que camine a nuestro lado e ilumine con su luz entusiasta todas las horas de nuestros días.


y trae flores a mi ventana
¡y regocijo! ¡y nueva canción!

Saben, los que me suelen leer, que tengo una sección en este blog titulada precisamente “Flores en mi ventana” y hace referencia a todas las bendiciones, quizá a veces imperceptibles para muchos, en otras ocasiones absolutamente evidentes, pero flores, bendiciones que cada día trae a mi vida, a mi ventana para que disfrute de cada una de ellas.

No solo a mi ventana, sino que si haces un alto en el camino por un momento, puedes descubrir todas las flores que el Señor trae también a tu ventana cada día y todo esto trae regocijo y nuevas canciones al corazón.


Que cuando me mira, me ve,
que no pasa de largo,
para el que no soy multitud, sino una…
… conocida por Él,

¿En cuántas ocasiones te has sentido como la mujer o el hombre invisible, al que nadie ve por más que agitas los brazos diciendo “aquí estoy”? No es así para Jesús, el no pasa de largo de nuestra vida. No solo nos mira, sino que nos ve, ve más allá de lo que nadie ve, y aunque ama a todos, tiene una relación personal y única con cada uno de nosotros, uno a uno con cada uno de sus hijos. No hay mayor honor que ser conocida por Él.


y que envuelve momentos en telas de organza
y los corona con lazos de paciencia,

La organza u organdí, es una tela hermosa, fina que se utiliza generalmente para vestidos de fiesta, de novia, para ocasiones muy especiales por su delicadeza. Pues es algo así cuando nuestros momentos están en Él, son especiales, hermosos… y es su paciencia, tantas veces demostrada, la que corona cada uno de los momentos de nuestra vida, así es Él.


que cuando no se andar me espera.

¡Cuántas veces nos ha ocurrido que no sabemos que hacer, por donde andar y como hacerlo! y esto hace que nos frenemos,  que estemos como desorientados, pero en esos momentos Él no se va, sino que nos espera para que afirmemos nuestros pasos y caminemos a su lado, así es Él.


Así es Jesús,
que sufrió
para que eternamente yo no sufriera.


Nadie más pudo hacer esto, siendo Dios ocupó nuestro lugar en una cruz, pagando por nuestros pecados para salvarnos, para perdonarnos, sufriendo para librarnos del sufrimiento eterno que supone una vida separada de Dios.

Así es Él, sufriendo para que yo no sufriera.

¿Cómo no estar profundamente enamorados de nuestro Señor?

Espero hayas comprendido un poquito mejor lo que hay detrás de cada uno de los versos y que estos te sirva para reflexionar en cada una de las verdades expuestas, para regocijarte, para conocerle más y amarle más y para que hoy tu día sea un poquito más feliz.

Abrazos mil y nos leemos de nuevo el martes, mientras puedes seguir este blog en su cuenta de instagram donde diariamente se irán publicando algunas otras cosas.


¿QUE INSPIRÓ "ASÍ ERES TÚ"?

Buenos días a todos, si alguien leyó la publicación del martes sabrán que compartí algunos versos que el Señor puso en mi corazón “Así eres Tú” y al final del post les dije que hoy les mostraría lo que inspiró cada uno de ellos, que sentimientos y verdades me llevaron a escribirlos para que así pudieran entenderlos mejor y hacerlos vuestros, de cada uno de ustedes y que la bendición llegue en este día como brisa fresca a cada una de sus vuestras vidas.
Pondré en rojo el verso y a continuación en negro la “explicación”.

Así que allá vamos.

Candela en el alma cuando es invierno
así eres Tú,
el que abriga cuando la lluvia cae fría

¡Cuán necesario es el calor en los meses fríos de invierno! cuando parece que el aire corta la piel, y cuánto se agradece el abrigo, estar alrededor del fuego, con la chimenea encendida, pues así es la presencia, el amor de Dios para el alma que le anhela, como abrigo, calor que transforma y hace todo más agradable aunque fuera las circunstancias sean frías y difíciles.

y el desazón se ha sentado a la puerta,

Hay ocasiones en la vida, por circunstancias diversas en las que nos sentimos disgustados, intranquilos, con pesadumbre y hasta con un poco de tristeza, y parece que ese sentimiento no se va a ir nunca y está como si esperase cada día sentado a la puerta a que salgamos para acompañarnos durante todo el día, y es ahí donde el Señor es abrigo a nuestra vida para quitar todo ese sentimiento que en ocasiones el enemigo pone para que no podamos avanzar.


el que pelea por mi

Deuteronomio 3:22 dice: “No los temáis; porque Jehová vuestro Dios, él es el que pelea por vosotros”
Ser conscientes de esta verdad nos da una paz asombrosa, fascinante, así es Él.
y revisa mi rostro para mitigar la tristeza

Muchas veces nadie percibe cual es nuestro estado de ánimo real, y nos sentimos tristes por dentro y parece que nadie lo percibe, lo entiende, pero Él sí, Él escudriña nuestro rostro y lo que hay mas allá de él, no solo porque lo conoce, sino porque su deseo es calmar la tristeza y convertirla en gozo.


y pone algodones a mi paso
para que la caída no duela.

¿Pueden imaginarse un camino lleno de algodones blanditos, acolchados a cada paso? Algodones para que cuando caigamos la caída no produzca un dolor tan terrible que sea irreparable, sino que aún de esa caída nos podamos levantar, afligidos quizá, pero con la oportunidad y fortaleza de seguir adelante, así es Él.


Así eres Tú,
el que espera a mi vera
cuando los demás han olvidado la espera

¿Te has sentido sola alguna vez, incomprendida, ocasiones en las que parece que cuando necesitas esa mirada cómplice o esa mano extendida se han ido todos? Pues es ahí donde Jesús se queda a nuestro lado, a nuestra vera, todos quizás han olvidado que deben esperarte pero no Él.


y susurra al alma,
y toca trompeta,

Es la voz de Dios vital cuando susurra para alentarnos, para darnos dirección, levantar nuestra fe, recordar Sus promesas, pero no solo susurra sino que en muchas ocasiones toca trompeta fuerte, para despertarnos y anunciar Su voluntad de una manera clara y poderosa.


el que ideó un plan con mi nombre,
el que cree en mi aunque yo no creyera,

¡Cuánto regocijo nos trae el saber que cuenta con nosotros, que en su planes hay alguno con nuestro nombre! Y muchas veces creemos que no somos capaces, que no podemos o no sabemos como hacerlo, y nos negamos a nosotros mismos el intentarlo, y es entonces cuando aflora la certeza de que es el Todopoderoso el que cree en mi, aunque en ocasiones ni siquiera yo creyera ¿no es maravilloso? Así es Él.


el que depositó luz en mis manos
y sopla fuerte
para que vuele y no desparezca.

Y es ahí, donde Dios deposita en nuestras manos todo lo necesario para que ese plan que ideó para nosotros se lleve a cabo, y es Él  con un fuerte soplo el que lo hace crecer y lo pone en funcionamiento para que no desaparezca entre nuestras dudas.


Así eres Tú,
que pintas chispitas en el corazón,
que provoca sonrisas,

Las chispitas son como burbujas de sentimientos alegres difíciles de explicar y es nuestro Amado el que provoca en nosotros la mayor de las sonrisas y quien provoca toda nuestra felicidad, esa que no es circunstancial sino de gozo constante.


que pone pies al sol

¿Poner pies al sol? Pues sí, para que camine a nuestro lado e ilumine con su luz entusiasta todas las horas de nuestros días.


y trae flores a mi ventana
¡y regocijo! ¡y nueva canción!

Saben, los que me suelen leer, que tengo una sección en este blog titulada precisamente “Flores en mi ventana” y hace referencia a todas las bendiciones, quizá a veces imperceptibles para muchos, en otras ocasiones absolutamente evidentes, pero flores, bendiciones que cada día trae a mi vida, a mi ventana para que disfrute de cada una de ellas.

No solo a mi ventana, sino que si haces un alto en el camino por un momento, puedes descubrir todas las flores que el Señor trae también a tu ventana cada día y todo esto trae regocijo y nuevas canciones al corazón.


Que cuando me mira, me ve,
que no pasa de largo,
para el que no soy multitud, sino una…
… conocida por Él,

¿En cuántas ocasiones te has sentido como la mujer o el hombre invisible, al que nadie ve por más que agitas los brazos diciendo “aquí estoy”? No es así para Jesús, el no pasa de largo de nuestra vida. No solo nos mira, sino que nos ve, ve más allá de lo que nadie ve, y aunque ama a todos, tiene una relación personal y única con cada uno de nosotros, uno a uno con cada uno de sus hijos. No hay mayor honor que ser conocida por Él.


y que envuelve momentos en telas de organza
y los corona con lazos de paciencia,

La organza u organdí, es una tela hermosa, fina que se utiliza generalmente para vestidos de fiesta, de novia, para ocasiones muy especiales por su delicadeza. Pues es algo así cuando nuestros momentos están en Él, son especiales, hermosos… y es su paciencia, tantas veces demostrada, la que corona cada uno de los momentos de nuestra vida, así es Él.


que cuando no se andar me espera.

¡Cuántas veces nos ha ocurrido que no sabemos que hacer, por donde andar y como hacerlo! y esto hace que nos frenemos,  que estemos como desorientados, pero en esos momentos Él no se va, sino que nos espera para que afirmemos nuestros pasos y caminemos a su lado, así es Él.


Así es Jesús,
que sufrió
para que eternamente yo no sufriera.


Nadie más pudo hacer esto, siendo Dios ocupó nuestro lugar en una cruz, pagando por nuestros pecados para salvarnos, para perdonarnos, sufriendo para librarnos del sufrimiento eterno que supone una vida separada de Dios.

Así es Él, sufriendo para que yo no sufriera.

¿Cómo no estar profundamente enamorados de nuestro Señor?

Espero hayas comprendido un poquito mejor lo que hay detrás de cada uno de los versos y que estos te sirva para reflexionar en cada una de las verdades expuestas, para regocijarte, para conocerle más y amarle más y para que hoy tu día sea un poquito más feliz.

Abrazos mil y nos leemos de nuevo el martes, mientras puedes seguir este blog en su cuenta de instagram donde diariamente se irán publicando algunas otras cosas.


ASÍ ERES TÚ



Candela en el alma cuando es invierno
así eres Tú, 
el que abriga cuando la lluvia cae fría
y el desazón se ha sentado a la puerta,
el que pelea por mi
y revisa mi rostro para mitigar la tristeza
y pone algodones a mi paso
para que la caída no duela.
Así eres Tú,
el que espera a mi vera
cuando los demás han olvidado la espera
y susurra al alma,
y toca trompeta,
el que ideó un plan con mi nombre,
el que cree en mi aunque yo no creyera,
el que depositó luz en mis manos
y sopla fuerte
para que vuele y no desparezca.
Así eres Tú,
que pintas chispitas en el corazón,
que provoca sonrisas,
que pone pies al sol
y trae flores a mi ventana
¡y regocijo! ¡y nueva canción!
Que cuando me mira, me ve,
que no pasa de largo,
para el que no soy multitud, sino una…
… conocida por Él,
y que envuelve momentos en telas de organza
y los corona con lazos de paciencia, 
que cuando no se andar me espera.
Así es Jesús,
que sufrió
para que eternamente yo no sufriera.


Bendiciones para todos en este día, la entrada de hoy, como han podido comprobar son "algunos versos", que como todos los que escribo plasman lo que hay en mi corazón.

Generalmente cuando alguien escribe versos tienen un significado personal que otros, en ocasiones, no llegan a percibir en profundidad el porqué de cada uno de ellos, de cada estrofa y generalmente el que escribe no suele explicar el significado, solamente plasma el sentir de su corazón, pero yo si quiero explicar el sentir de mi corazón al escribir estos versos, esa realidad que me abruma cuando le conozco más y más y mostrar lo que cada palabra supone para que ustedes como yo, sean bendecidos.

Así que esto lo haré en el post del jueves, mientras tanto, feliz día para todos.


FLORES EN MI VENTANA (20)


Como cada cierto tiempo, hoy vengo a agradecer públicamente cada bendición que Dios me concede, detalles quizá para otros imperceptibles, pero que me hablan de Su amor.
¡Tantas flores! ¡Tantas gracias!
Aun inmerecidas, cada día sigues trayendo flores a mi ventana y acariciándome con su perfume.

Gracias por…

- Días de descanso.

- Sonrisas, complicidad, reflexiones con mi amado esposo.

- Tiempos para componer ¡ayuda idónea!

- En mi parcela, trabajos aún por hacer, el Dueño del huerto aún cuenta conmigo.

Amig@s y herman@s virtuales, todos ustedes.

- Palabras, prédicas, gráficas, post que me bendicen.

- Ideas que revolotean a mi alrededor y que acabarán tomando forma.

- Proyecto hermoso e ilusionante entre mis manos.

- Esperanza en medio de un mundo cada vez más convulsionado.

- Salir a la terraza y contemplar el mar…

- Fuerteventura, todo lo allí entregado y en especial aquella mañana que Tú y yo sabemos.

- Sus dones y talentos de nuevo renaciendo.

- Sonrisas, abrazos de la familia en Cristo.

- Ojos (los míos) que se siguen abriendo a Tu Palabra.

- Aprender a vivir.

- Cada flor, aun de las que no soy consciente.

- Por ser mi Papá.

Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús. 
(1 Tesalonicenses 5:18 NTV) 

Y tú ¿cuántas flores tienes en tu ventana?

COMO HACER UNA GRAN CONSTRUCCIÓN


En cualquier país del mundo hay construcciones imponentes, majestuosas, y en estos días pasados de descanso pudimos contemplar, en Sevilla, una de estas asombrosas construcciones realizadas por el hombre, la catedral donde se encuentra la Giralda.


Se levanta en medio del paseo con su estructura delimitada, trabajada en sus frentes, en sus columnas, en sus puertas, y mirábamos la piedra, que parece labrada, cada detalle contemplado nos hablaba de trabajo, esfuerzo, dedicación, tiempo. 

Y esto me ha hecho reflexionar sobre algunos aspectos del “templo, de nuestro templo”, de nuestra vida. 

La construcción de catedrales y de cualquier otro edificio, como he dicho, requiere esfuerzo y dedicación, selección del lugar, de los materiales, del arquitecto, los trabajadores,… 

Esta catedral data de principios de 1400 y en Octubre de 1506 quedó terminada, oficialmente, por así decirlo, porque estas catedrales llevan un trabajo de restauración y conservación que duran toda la vida. 

¿Cuál es el trabajo que debemos realizar en nuestra vida?
 ¿Cuándo comienza y cuando debe finalizar? 

Hablando de nuestra vida espiritual, nuestra construcción es un trabajo que comenzamos el día que entregamos nuestra vida al Señor y que durará hasta que Él vuelva por Su pueblo. Es un trabajo que requiere igualmente esfuerzo y dedicación pues es, sin duda, la construcción más importante. 

Una parte fundamental en la construcción de una vida consagrada, que agrade a Dios son los cimientos, ¿por qué? Los cimientos son las estructuras que reciben todo el peso de la construcción y la estabilidad, firmeza y permanencia de un edificio dependen principalmente del cimiento sobre el que está construido, por eso igual que en la construcción de un edificio, es de vital importancia, que nuestra vida esté cimentada en la Roca firme, en Aquel que nos da estabilidad y firmeza, en Aquel que hace que permanezcamos aun en medio de circunstancias difíciles. 

En muchas ocasiones, los cristianos olvidamos los cimientos en los que tenemos que estar arraigados, y se van sustituyendo por otras cimientos endebles que hacen que al edificación, nuestra vida se tambalee, sea insegura; estos cimientos pueden ser la autosuficiencia, la opinión de los demás, el deseo de reconocimiento, y otros tantos que hacen que la construcción de toda nuestra vida peligre. 

Es por ello que es imprescindible que nuestra vida, nuestra fe esté cimentada en Dios y Su Palabra, ¿cómo hacemos esto? Pues siendo dirigidos únicamente por los principios bíblicos, porque aunque somos seres emocionales, así nos creó Dios, para la toma de decisiones, para la dirección de nuestra vida, la única guía debe ser la Palabra de Dios. Si ella es nuestro “plano para la construcción”, entonces la edificación será fuerte, estable. 

¡Cuántas veces tomamos decisiones basadas en nuestros sentimientos y erramos creyendo que es lo mejor, porque en apariencia lo parece! Pero debemos tener en cuenta, que solo la Palabra de Dios es infalible. 

La construcción de una vida de santidad requiere trabajo, examinar nuestra parcela, limpiar el terreno de todo aquello que sea tropiezo para la edificación, examinar cada uno de los “materiales a usar”, que sean de buena calidad, un carácter aprobado, un testimonio que alumbre, y sobre todo, dejar que sea el Arquitecto el que dirija la construcción. 

El carácter es un área que debemos trabajar, examinar, pasar por la zaranda, por la criba, para dejar solo aquello que conviene, que edifica, que ministra. 

Y como en las hermosas edificaciones de piedra, debemos labrarla, adornarla ¿con qué? con un carácter afable, con labios que bendicen y glorifican a Dios, con vida de servicio, con un compromiso arraigado. 

En fin… que este tema da para tanto, que posiblemente más adelante profundice en este asunto, examinando uno por uno todos los detalles importantes para que construyamos una vida que haga sonreír de gozo a nuestro Padre. 

Un feliz día para todos, y no olviden comenzar a trabajar en vuestras vidas para que sea una hermosa construcción.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...