COMENZAR DE CERO, UNA NUEVA OPORTUNIDAD



Definitivamente hay ocasiones en las es imprescindible “empezara de cero”, esto no es necesariamente malo, al contrario, se puede tornar en una nueva oportunidad, así le sucedió a Abraham, después de salir de Ur obedeciendo el llamado del Señor si, aunque no lo hizo según su perfecta voluntad pues se llevó a padre y sobrino con él.

Si nos fijamos en el versículo 31 del capítulo 11 de Génesis Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí”

¿Quién tomó la iniciativa? Taré

¿Para quién era el llamado? Para Abraham

Posiblemente Taré como padre, tomaba las decisiones en todo el trayecto hasta llegar a la tierra de Harán, donde pararon y se establecieron por años. ¿Cuál era la tierra que Dios tenía preparada para Abraham, era Harán? No, era Canaán, pero Abraham no salió de Harán hasta que murió su padre, y entonces emprendió el camino hacia la tierra que Dios le había prometido.

¿Qué hizo que Taré parara en Harán? Quizá se cansó de caminar y sin lugar a dudas, el llamado no era para él sino para Abraham.

Fue cuando murió su padre que él comenzó a caminar en dependencia de Dios hasta Canaán.

Entonces llega un tiempo de hambre y Abraham baja a Egipto, pone en peligro a su esposa, toma decisiones sin consultar a Dios, y Dios lo reprende y le guía de nuevo, sube hasta Bet-el y allí hace un altar.

Comenzar de nuevo desde cero y ahí comienza su escuela, una escuela que le llevó hasta el Monte Moriah, donde reveló una obediencia absoluta y una fe inquebrantable en el Señor obteniendo así el “titulo” de amigo de Dios.


Este es un pequeño extracto de la prédica que el Señor me dio para compartir el pasado martes, que hoy quiero usar para decirte, que no es malo ni una pérdida de tiempo ponerte de nuevo en el punto de partida y “comenzar de cero”, subir hasta Bet-el de nuevo, levantar altar y comenzar a caminar, ahora si, bajo la absoluta obediencia a la voluntad de Dios.

Rectificar actitudes, pensamientos, acciones cuando son erróneas, no solo es bueno, sino necesario para llegar a la meta. No temas rectificar, no temas el “qué dirán” de otros, céntrate solamente en cumplir la voluntad de Dios para tu vida, en caminar como Él te ha llamado a hacerlo y si eso implica ponerte de nuevo en la linea de salida, pues ¡HAZLO! sin temor, sin pesar, pues nuevos comienzos son siempre nuevas oportunidades, solamente tienes que salir de la vorágine, examinar tu andar hasta ahora y si no estas bajo la perfecta voluntad de Dios, en absoluta obediencia, pues aún hay tiempo, levántate, ve a Su presencia, levanta altar de adoración y comienza a andar de nuevo, ahora si, obedeciéndole, en fe, en dependencia de Él, no olvidemos que estamos en la escuela de Dios y ese trato en ocasiones es doloroso, pero necesario.

Dios le da una promesa hermosa a Abraham, tendrá descendencia, un hijo a través del cual bendecirá a todas las naciones, pero transcurre mucho tiempo sin que esa promesa se cumpliera, pasaron los años y no veía la promesa, pero ¿desfalleció la fe de Abraham? No. Ya había aprendido en la escuela de Dios.

El trato de Dios en nuestra vida, produce   Obediencia Completa  y Fe absoluta. Dios trató con la vida de Abraham y Abraham se dejó tratar.

Cada día, cada circunstancia que nos ocurre es la escuela, el maestro que Dios permite a nuestro lado para tratarnos. Las escuelas de Dios no siempre son fáciles, sobre todo cuando tratan con nuestro carácter, con nuestra forma de ser, de pensar y de proceder, pero es un camino imprescindible para llegar a la meta. Así que si para llegar a la meta tienes que comenzar de cero, hoy es el día de las oportunidades, amanece un nuevo día que puede marcar tu destino eterno, un día para examinarnos, reconocer errores y corregirlos, arrepentirnos si hasta ahora no hemos caminado como Él nos ha pedido y es día de levantar altar y emprender el camino.

Comenzar de cero no es una pérdida, hoy se convierte en una oportunidad, es mi oración que sepas aprovecharla.

Feliz día y bendiciones para tod@s.

5 comentarios:

  1. Wow hermana que mensaje tan poderoso siento que Dios a hablado a mi vida, hay dwtalles de lanhistoriabdw Abraham que no había captado. Dios te bendiga y te siga dando sabiduría de su palabra para su gloria y honra. Con tu permiso voy a compartirlo en la página de Facebook.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida hermana, ¡gloria al Señor! la Palabra de Dios es poderosa. Gracias por compartir y que el Señor te bendiga grandemente y te siga usando con poder. Un fortísimo abrazo

      Eliminar
  2. Preciosa reflexión de la vida de Abraham, y tal como dice la hermana Blankita, yo tampoco había reparado en esos detalles de la desobediencia inicial de Abraham, pero pienso que siempre hay tiempo para rectificar errores, y empezar nuevamente de cero, es necesario a veces, a mí ya me ha pasado, y no ha sido en vano, todo lo contrario. Gracias querida hermana por compartir con nosotros estas enseñanzas. Un abrazo y bendiciones de lo alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ingrid, gracias por tus amables palabras. Tienes toda la razón, siempre hay tiempo para rectificar y comenzar de nuevo. ¡A Dios toda gloria! Un fortísimo abrazo y bendiciones del cielo.

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...