Los tiempos...


Amanece lloviendo ¡por fin! después de meses esperando la lluvia parece que algo del invierno decide pasear por estos caminos ¡veremos cuánto dura!

Escuchar la lluvia mientras abrigada preparo un rooibos “no tiene precio” y este gran acontecimiento mañanero ha hecho que mis pensamientos se trasladaran un poco más allá del agua que cae.

¿No tienes en ocasiones la sensación que hay tiempos que se retrasan, momentos que llegan tarde? Una estación que tarda en llegar, una respuesta que parece que no viene, una salida que aún no se vislumbra, un acontecimiento que sigue rezagado en las manos de alguien,…

...Pero no es así cuando esperas en Dios, cuando Él es el centro de tu vida las cosas no tardan en llegar, simplemente llegan a su tiempo, eso sí, siempre que no sea yo misma la que retrase los tiempos de las estaciones de la vida por desobediencia, negligencia, desdén,..

Si depositas tu vida en el centro de la voluntad de Dios, todo llegará a su tiempo, el tren no se retrasará pero tampoco llegará antes de lo establecido.

¿Qué nuestros tiempos no son los Suyos? ¡Claro está, casi siempre es así! ¡este vestido de impaciencia que nos envuelve…! pero Sus tiempos son perfectos.

¡Cuánta paz da el saber que Él nunca llega tarde ni temprano, sino en el tiempo oportuno!

¿Los tiempos restantes? Ilusorios.

Paz que da saber que la estación esperada,… llegará.

¡Por fin llegó la lluvia!
 
¡Feliz día!

2 comentarios:

  1. amén sus tiempos son perfectos...se aprende a confiar y esperar...gracias por ser un canal de bendición , te dejo un gran abrazo linda Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo para ti también, gracias por pasar siempre por esta tu casa. Muchos besos

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...