BAJANDO DE LA AZOTEA (7) Los Relatos de Amelia


Si bien es cierto que Amelia sigue en la búsqueda de su propia personalidad, ha ido avanzando, sigue firme en las decisiones tomadas, pocas, para ella todo un triunfo el poder mantenerlas.

Casi siempre su tiempo de reflexión es con la cabeza apoyada en su almohada, y como no podía ser menos, esta noche meditó sobre su propia vida, y encontró palabras para lo que siempre ha pensado y sentido en su propio corazón: VIVE EN LA AZOTEA DE SU VIDA, mirando desde arriba como transcurre la obra, como se abre y se cierra la puerta, ajena, observando aún como ella sale y entra pero en realidad su estancia es el tejado, la azotea, como si de las tablas del escenario se tratase, definitivamente, esas tablas se han convertido durante mucho tiempo en su estancia.
Aunque no ha levantado oposición, no se ha revelado a esta situación, si era consciente de ella, durante mucho tiempo, y durante mucho tiempo ha querido bajar y como se suele decir ser la protagonista de su propia vida, pero siempre ha quedado a mitad de la escalera, devolviendo peldaños caminados que nuevamente la han llevado a la azotea.

Cada vez que ha dado un paso ha sido a raíz de una decepción, de sentir que vive para que otros acepten sus decisiones y eso la hace infeliz y comienza a caminar hacia su vida, descendiendo peldaños, pero pronto deshace lo andado, se le olvida, no es rencorosa, algo que es un tesoro, pero eso la vuelve a llevar al punto de partida.

Pero anoche, en su cama, sucedió algo diferente, fue consciente que debe bajar esas escaleras, dejar la azotea, NO porque se haya llevado una decepción, sino porque entendió que el tiempo corre a pasos agigantados y la dejará detrás si no toma las riendas y se adueña de su día a día.

Así que hoy es un día especial, muy especial, hoy quiere dejar de ser espectadora de sus vivencias y dejar de sentir que no vive, sino que simplemente deja transcurrir los días. También ha sido consciente que cuando ha comenzado a bajar peldaños, aunque sean pocos, ha sido feliz, pues no necesita de otros para vivir su vida, sino que ha experimentado que su vida es suya y que quiere dar ella y solo ella los pasos: Amelia caminando, sin que sean otros pies los que dirijan, otros los que ponen las señales y dejar de estar amarrada a las mentes y ojos de los demás, pues esto solo la hace feliz a ratos.

¿Siempre ha estado en la azotea, observando pero no viviendo? La verdad es que no, hubo un tiempo en que fue ella misma, expresando sus sentires sin el miedo que otros la juzgaran, la evaluaran, sin tener que dar un porqué de cada paso dado.

¿Cuando comenzó a subir las escaleras hacia ese palco de espectador? Pues no lo sabe muy bien, de lo que está segura es que la responsable ha sido ella misma.

No sabe el “cuándo”, pero si el “por qué”, sabe que fue lo que la empujó a esa azotea,  el no decir NO cuando en realidad eso era lo que deseaba, la empujó el pensar siempre en lo que los demás desean sin tener en cuenta lo que ella en algún momento podía desear, en ponerse delante del foco una y otra vez y dejar que toda la luz le de de lleno, el no querer pasear sola, cuando en realidad ha descubierto que le gusta, que le gusta mucho. La empujó el que cada acción la emprendía pensando en lo que a otros les pudiera parecer.

Todas estas áreas sin resolver, han sido empujones que la han llevado a estar sobre el tejado mirando a otros vivir, convirtiéndose casi en autómata en su día a día.

Es una vida que agobia, que pasa rápido, que hace que no diga lo que realmente piensas, sino que oculte mucha veces su pensar porque otros se han comido literalmente su vida, y Amelia tiene miedo de no ser o hacer lo que se espera de ella, siempre lo correcto, siempre lo adecuado, según la visión de otros ojos, pero en realidad, ¿la única mirada que importa? La que viene del cielo, cuando Dios nos mira.

Y tú ¿has vivido en alguna ocasión en la azotea de tu vida?

EN MOMENTOS DE PRUEBA


En ocasiones pasamos por situaciones difíciles, confusas, que pueden llevarnos a la tristeza e incluso a la depresión, enfermedad, una situación sentimental compleja, problemas con alguien, complicaciones en el trabajo, situación familiar preocupante,... pero no podemos dejar que esa situación y los sentimientos que producen se apoderen de nuestra vida, ahí es precisamente donde el enemigo nos quiere llevar.

Se que mientras se está pasando por el valle es difícil sentirse de otra manera, pero hay que hacer un esfuerzo, así que si estás pasando por algo parecido...
... deja tus cargas a los pies de Cristo, entrégale desde ahora mismo este problema al Señor, pero entrégaselo completamente, sin resquicios, y que tus labios comiencen a entonar cánticos de alabanza, a elevar al cielo palabras de adoración.

Además no olvides orar por el que te persigue y de pagar bien por mal, Dios comenzará a glorificase.
Recuerda que tenemos abogado y que mientras nosotros le buscamos a Él, Él pelea la batalla por nosotros.

Y aún en medio del desierto, nunca pierdas el gozo.

“Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”
(Filipenses 4:7)


Te animo a que leas estos versos que te ayudarán a entender que debemos buscar la paz en cada situación: PAZ


¡CUIDADO CON HABITAR EN NOD!

 


El pasaje de Génesis 4:16 nos muestra que Caín salió de la presencia de Dios, no aprovechó las oportunidades que Dios le dio para arrepentirse de su pecado y cambiar, sino que que por el contrario, insistió en su actitud de rebeldía.

Al salir de la presencia del Señor se estableció, es decir, fijó su residencia en
 
cuyo significado es errante.
¿Errante de qué?

Errante de la voluntad de Dios, errante de su presencia, errante de su llamado, errante de su amor.

Queridos hermanos ¡cuidado con habitar en tierra de Nod! cuidado con andar errantes aún acudiendo a la iglesia e incluso sirviendo.

Lo que marcó la diferencia en Caín fue su falta de arrepentimiento y que salió de la presencia del Señor, y cuando salimos de Su presencia nos convertimos en errantes.

El Señor nos ayude a todos a amar, clamar y desear   
cada segundo de nuestra vida.

Bendiciones mis queridos lectores

APROVECHANDO LAS OPORTUNIDADES


¿Aprovechas siempre las oportunidades que se te presentan?   

En ocasiones Dios nos habla de la manera más imprevisible, y si no estamos atentos, podemos dejar pasar oportunidades preciosas, Su mano extendida sobre nuestra vida para hacer las cosas bien.
Escucha este audio, comienza a ser consciente de cada oportunidades, y comienza a hacerlo desde hoy mismo.

No te dejará indiferente.





 
Si escuchas el audio y nos cuenta algún testimonio sobre alguna oportunidad aprovechada en tu vida, seguro nos bendecirá a todos. 

¡¡ ANÍMATE A COMPARTIR !!

COMO VIENDO AL INVISIBLE




Sostenida en la tristeza
en el temor, en la prueba,
sostenida en la esperanza,
en soledades inciertas.
Sostenida sin anclaje,
con mirada a la espera
que recorre la estancia hasta el horizonte
con la certidumbre que Tú siempre llegas.
Sostenida con fuerza, con empeño,
rehusando al mundo,
habitando en tierra ajena
esperando el gran día,
morada preparada, camino estrecho
manto de alegría.
Peregrina si, pero sostenida con fe,
vivifica por Su amor incomprensible,
chispas en el corazón
ungüento en el alma,
sostenida como viendo al Invisible.

COMO UN PUZZLE (Construyendo mis días)


Pues así es, Dios va colocando cada pieza de nuestra vida, la de sus hijos, como un puzzle, moviendo ficha y colocándola en su lugar en el momento preciso.

Así me sentí en estas semanas, algunas cosas sucediendo, y solo siendo consciente cuando vi el resultado final.

Uno de estos días me levanté un poco contrariada, había tenido un sueño, ¿cómo calificarlo? buscando una palabra simple: malo, un mal sueño, pues me hizo recordar y revivir una situación en la que mi esposo y yo sufrimos mucho.

Hace ya un tiempo se produjo una situación difícil en nuestra vida, donde personas que habían sido nuestros amigos, a los que habíamos ayudado sobre todo espiritualmente, por los que habíamos tomado decisiones que incluso nos perjudicaban a nosotros pero que les beneficiaban a ellos, no solo nos dieron la espalda, sino que por una corrección que le hicimos en su momentos (por algunas actitudes incorrectas que estaban teniendo) para ellos nos convertimos en el “enemigo público numero uno” y comenzaron a levantar mentiras, a calumniarnos, a decir cosas de nosotros totalmente falsas.

Cuando todo esto llegó a nuestros oídos, hace relativamente poco tiempo, quizá dos años, les puedo decir que en mi hubo una mezcla de sentimientos: asombro (¿por que hacían esto?), dolor, frustración, impotencia y tuve que tener un tiempo delante del Señor donde lloré, donde perdoné, y donde también el Señor sanó mis heridas.

Días más tardes, para contar la historia completa, les tengo que decir, que reconocieron que habían mentido y que nos habían calumniado, pero nuestro corazón, para ese entonces, ya estaba sano, y aún antes de que esto sucediera, ya les habíamos perdonado.

En todo este tiempo transcurrido, la verdad, ni siquiera he vuelto a pensar en aquello, les habíamos perdonado, y les deseamos lo mejor desde el primer momento, a pesar de todo el dolor sufrido.

Pero hace unos días soñé con toda la situación, y sabemos que, en ocasiones, los sueños... son tan reales, que fue como revivir todo, me levanté contrariada, volví a sentir la misma frustración y el mismo dolor... (primera pieza del puzzle)

Transcurre la mañana y me dispongo a escuchar una prédica a través de internet (segunda pieza del puzzle) en la que el pastor que predica cuenta un testimonio donde a él y a otro pastor, un tercer pastor, les calumnia y dice mentiras de ellos. Cuenta en la prédica que los dos pastores calumniados decidieron denunciar a este tercero porque había dicho cosas muy graves, pero cuando llega a su casa, Dios le habla a su corazón y le dice que NO, que no tiene que denunciarlo, que lo que debe hacer es orar por él, y se encierra este hombre de Dios en su habitación a orar y a orar, y Dios le muestra que tiene que orar por él hasta que lo ame.

Cuando escuché todo esto, mi corazón saltó, ¿casualidad? (no creo en ellas, creo que Dios mueve las fichas).

Y comencé a preguntarme algunas cosas. En primer lugar, de manera consciente, yo no guardaba nada hacia esta persona, le había perdonado y le deseaba lo mejor, y no era consciente de que hubiera ningún sentimiento contrario, pero como Dios ve más allá, ¿habrá algo que yo desconozco, de lo que no soy consciente?

Así que comencé a orar por ellos, por él principalmente, que fue el que más mentiras dijo. Y entendí que yo no era consciente, pero quizá en algún resquicio de mi corazón había algo que no debería estar ahí y que para mi había pasado desapercibido. Así que comencé a orar por él, y estoy orando por él cada día, ORANDO HASTA QUE LO AME.

Esta semana, me llamó el pastor de la Iglesia y me pidió que compartiera la Palabra el martes en el culto, y Dios me dirigió a unos versículos que en día anteriores, en mis devocionales, había estudiado (tercera pieza del Puzzle)


En estos pasajes Dios me mostraba que les estaba dando una oportunidad a Adán y Eva y en otro pasaje, también a Caín para que se arrepintieran (por medio de unas preguntas que les hizo), y como con esas preguntas Dios estaba extendiendo su mano de misericordia hacia ellos, en esta ocasión para arrepentimiento, pero hay muchas otras ocasiones, en las que Dios extiende su mano de diferentes formas y con diferentes propósitos.

Y entonces, preparando la prédica entendí, entendí que Dios también extendió su mano de misericordia sobre mi vida, a través de un sueño y luego al escuchar la prédica para que arreglara algo de lo que no era consciente, pero que tenía que hacer.

¿Habrá algo más hermoso que Dios mueva las piezas de nuestra vida para formar el puzzle perfecto?

¿Por qué hace esto el Señor? Porque nos ama, por eso nos da la oportunidad de arreglar nuestra vida, porque quiere trabajar en ella para que estemos preparados para el “gran día”.
Decirles que prediqué el martes, que compartí la Palabra y parte de este testimonio, y que vidas fueron tocadas e impulsadas a perdonar, a cambiar, a mejorar y eso me hace tremendamente feliz, sentirme usada por el Señor. (Pronto les pondré la predicación en audio)



Deja que Dios mueva las fichas de tu vida, de tu puzzle, aprovecha cada oportunidad que pone delante de ti, para arreglar cosas, incluso aquellas de las que no eres consciente.
¿Y yo? Yo sigo orando, orando hasta que le ame, antes sentía por él indiferencia, ahora siento misericordia, ahora comienzo a amarlo.

¡Dios es grande y deseo que siga moviendo cada ficha de su puzzle, que siga trabajando en la parcela de mi vida!

Y tú ¿que ficha ha movido el Señor de tu puzzle? Déjale actuar, aprovecha cada oportunidad.
Anímate a comentar algo de tu testimonio.


Besos y bendiciones. 

PERFUME A TUS PIES


Con esencia incrustada
y perfume forjado en la prueba
presento mi vaso,
vida delicada, trabajada, labrada,
ofrenda mecida
rendida a tus pies.
Vaso que encierra fragancia
destilada en santidad,
aroma que te agrada.
Perdida en un tiempo,
en cristalería mezclada
pero hoy con vista elevada
presento mi vaso
perfume a tus pies.


 Muy buenos días y bendiciones a todos.


AMOR DE DIOS EN CADA SITUACIÓN (Construyendo mis días)


Hoy comenzamos “oficialmente” esta nueva sección  (explicación AQUI), donde iré desgranando parte de mis devocionales, como les dije, espero que sea de bendición y motivación para vuestras vidas.

Leyendo los primeros 4 capítulos de la Biblia, en ocasiones pensamos que se centra exclusivamente en la creación y toda su descripción, y aunque lo hace, además podemos ver el amor de Dios por todas partes, en todas y cada una de las situaciones, aún en aquellas que son un castigo por la desobediencia.

Plantar un huerto, la expulsión, Dios preguntando al hombre que ha hecho,... todas ellas son demostraciones de amor, de un amor que excede aún a nuestra propia comprensión.

Cada punto daría para mucho, pero te dejo solo con alguno de ellos para que hagas tu propia reflexión. 

¿Puedes compartir algún otro acto de amor de Dios en estos primero cuatro capítulos? ¿Te ha bendecido alguno de forma especial?

He pensado en compartir estás fotos de mi Biblia y mi diario espiritual en Instagram, quizá sea también una manera práctica y rápida de hacerlo, también compartiré algunas fotos del proceso, así que acabo de abrir una cuenta ¿tienes cuenta en Instagra?

¿Por que no te animas a abrir una y compartimos todo lo que el Señor nos va dando en nuestros devocionales?
Mi cuenta es:  como_brisa_fresca   Pincha aquí para acceder: Instagram




Bendiciones a todos y a disfrutar de cada uno de los actos de amor de Dios en nuestra vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...