HABLANDO DE DETERMINACIÓN...


Hablando de determinación, como en una de las entradas anteriores (Puedes verla aquí) y entendiendo su importancia, puse como ejemplo la determinación sabia de José de poner a Dios en el primer lugar en todas sus decisiones, pero de igual manera que una determinación sabia, correcta, cambia nuestra vida para bien, una determinación incorrecta, basada en otros aspectos que no sea buscar la voluntad de Dios, puede influenciar negativamente en la vida.

¿Un ejemplo de ello? Lot. Cuando tuvo la posibilidad de elegir hacia donde quería extender sus tiendas, se dejó llevar por la vista, por le verdor de los prados, no oró (Génesis 13:10,11) y fue extendiendo sus tiendas hasta la ciudad de Sodoma, tantó fue así, que vemos que se instaló a vivir en aquella ciudad de pecado.

Una determinación marcada por lo que veían sus ojos, no por lo que Dios quería para su vida.

Si leemos la historia de Lot vemos que su tío Abraham lo rescató después que fuese arrestado y llevado cautivo por estar donde no convenía (Génesis 14). Aún así, después de ser rescatado tomó de nuevo la determinación de volver a habitar, a residir en Sodoma, terrible error, terrible decisión tomada nuevamente en la carne.

¿Cómo no aprender de lo sucedido? ¿Cómo no orar para saber cuál es la voluntad de Dios? ¿Cómo? pues como muchas veces actuamos nosotros, dejándonos llevar por nuestros propios deseos. Sabemos lo que ocurrió después, Dios determinó juicio sobre aquella ciudad debido a su terrible pecado y solo la misericordia de Dios y la intercesión de su tío salvaron la vida de Lot (Génesis 19:29), aunque su esposa se quedó por el camino.

¿Entendemos las consecuencias de las malas decisiones, de tomar un determinación NO basada exclusivamente en la voluntad de Dios?

Si hemos sufrido de manera personal alguna consecuencia por una determinación incorrecta, aprendamos del error para no repetir, y si esto no ha llegado a tu vida, de igual forma aprendamos del ejemplo bíblico para, llegado el momento, parecernos y actuar como José y no como Lot.
Hoy, ¿cuál será tu determinación?

2 comentarios:

  1. Amen, excelente mensaje amiga, tan importante, he aprendido a tomar las decisiones con mi Señor en oración de igual manera cuando es familiar con mi esposo y el Señor. No siempre fue así pero el Señor nos enseña. Gracias amada amiga por ser un canal de bendición, te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bendición leer siempre tus mensajes y lo que aportas en ellos! Sigamos siempre buscando la voluntad de Dios para cada paso que damos.
      Yo también te envío un gran abrazo y gracias.

      Eliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...