ELEVA ANCLAS (4) (Los Relatos de Amelia)


Después de un sueño casi reparador, se levantó con la sensación de estar mirando hacia atrás. La verdad es que esa sensación la ha tenido en otras ocasiones y ha luchado con ella. Al volver la mirada los recuerdos se agolpan y todo vuelve a recobrar vida, y Amelia sabe que debe ordenar como se ordenan las gavetas o los armarios, todo colocado en su sitio, cada cosa en su lugar, es consciente de que tiene que aprender a colocar incluso a personas en el lugar adecuando, también en rincones de olvido.

Pero para que esto suceda, primero hay cosas que tiene que arrancar del corazón, y es una decisión que solo ella puede tomar, recuerdos que trazan un nido de sensaciones en el estómago, que trastocan la vida y que definitivamente no dejan avanzar, sueños y recuerdos que dan pulso a las manos, que dan vida a los abrazos.

La vista siempre al frente, así debe ser, “No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús” (Filipenses 3:13 14)

La puerta, cerrada, muchas veces Amelia la entreabre para “echar un vistazo”, y eso enrarece el aire, aunque parezca que huele bien. 

Cada cosa en su sitio, cada cosa en su lugar, esto se logra poniendo hormigón en las mirillas que transportan y que hacen soñar aunque no se deba.

¿Una nueva vida, eso quieres? Cierra la anterior, enmudece sonidos, olvida sonrisas, cierra los ojos a rostros del ayer.

Si quieres comenzar a ser quien quieres ser, quien debes ser, quien Él espera que seas, ¡carpetazo!, lo que viene bien merece la pena: “Ahora me espera el premio, la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me dará el día de su regreso; y el premio no es solo para mí, sino para todos los que esperan con anhelo su venida” (2 Timoteo 4.8)

¿Está tu vida anclada a alguien, a alguna situación, a algún recuerdo? Suelta lastre, eleva anclas y sigue navegando, un futuro hermoso es pintado para ti, solo eleva anclas, la suave paz de Su mano hará el resto. No repitas las mismas acciones a las que un vez dijiste “nunca mas”, solo eleva anclas...



SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBIRAS NOTIFICACIONES DE TODAS LAS ENTRADAS, ¡NO TE LAS PIERDAS!
Recibirás un correo con un enlace, debes darle CLICK al enlace en tu correo para validar la suscripción, si no haces esto último la suscripción no se realizará. Un saludo.


Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner








¿... Y SI TENGO RAZÓN?


La semana pasada nos sorprendía la noticia del fallecimiento del actor Robin Williams, nos sorprendía no tanto por la muerte en si, que como se suele decir, es ley de vida, a todos, mas tarde o mas temprano les llega la ocasión, sino por lo trágica de la mima.

Un hombre acostumbrado a hacer reír a otros, pero que luchaba desde su juventud con problemas de estabilidad emocional y con una depresión crónica que intentó controlar casi toda su vida.

Un hombre de éxitos, ganador de un Oscar, un hombre con buena posición económica, con familia, con reconocimiento mundial por su trabajo... ¿Qué sucede entonces? ¿qué puede pasar por la mente de un hombre que en apariencia “teniéndolo todo” sea infeliz hasta el punto de sumergirse en el consumo de alcohol y drogas? ¿qué puede suceder en el corazón de un hombre que en apariencia “teniéndolo todo” sea tan infeliz hasta el punto de acabar con su vida?

En muchas ocasiones tras la imagen de normalidad, e incluso de alegría que reflejan mucha personas, no solo los famosos, sino las gentes de a pie, el vecino, el amigo, quizá tú mismo,  no siempre se esconde personas dichosas, y esto es tan real porque el vacío que existe en el corazón del ser humano, esa oquedad, en mucha ocasiones imperceptible para los cercanos, no se puede llenar con fama, dinero, alcohol, reconocimiento, pues todo ello es vano, temporal y la “felicidad” que produce es superficial y momentánea.

Entonces ¿no hay esperanza? ¿la oquedad quedará para siempre vacía?

Ese hueco en en el corazón de cada ser, como bien dijo Pascal, tiene la forma de Dios, como un gran puzzle, que para finalizarlo tiene que encajar la pieza adecuada. Así, solo Dios, solo el Señor Jesucristo puede llenar de manera plena, satisfactoria y lo más importante, eterna, cualquier vacío, desolación, ...cualquier vida; por lo tanto SI HAY ESPERANZA, porque la esperanza fue comprada en una cruz, para que nadie, nunca mas tenga que colocar una cuerda o un cinturón alrededor de su cuello, para que nadie considere su vía de escape las drogas que matan, para que todos puedan cambiar su luto, su llanto en alegría.

Una nueva vida que no puede ser comprada con dinero, una nueva vida que es gratuita, que solo requiere de ti que des un paso al frente y digas: ¡aquí estoy Señor, quiero conocerte!

Si aun así no crees nada de este escrito, no pierdes nada con "probar", prueba a conseguir en Dios la paz que nada más puede darte.  Si estoy equivocada nada pierdes con hacerlo, pero ¿y si tengo razón? Si tengo razón y no entregas tu vida a Cristo la pérdida será muy grande: tu propia vida en la eternidad.

Pero hoy todo puede ser diferente, di al Señor:
"Padre celestial, quiero acepar a Jesús en mi corazón, me arrepiento de mis pecados, y reconozco que Jesús murió en la cruz ocupando mi lugar, le acepto como mi Señor y Salvador y quiero vivir el resto de mi vida para Él, gracias Señor, en el nombre de Jesús, amén"

Ora, halaba con Dios, clama a Él y Él te guiará.

Porque...¿y si tengo razón?

FLORES EN MI VENTANA (12)

Cada día es un regalo..., son flores que depositas en mi ventana, tus bendiciones Señor, que perfuman mi vida.


Gracias por...

- El camino abierto hacia Tu Presencia.

- Oraciones hechas por años y que “de repente” están siendo contestadas, ¡que flor tan hermosa!

- Dones nuevos, talentos sacados a la luz, palabras dichas, sabiduría que va tomando camino... usando a mi amor.

- Una nueva visión en la persona adecuada, pasamos página, y comenzamos nueva etapa,... Dios trazando senderos.

- Días hermosos de vacaciones, juntos, pasándolo bien, sorpresas,...

- Mar, brisa fresca y su sonrisa.

- Un nuevo artilugio, transmisor de Tu Palabra.

- Las vistas desde nuestro balcón. 

- Cena de primas, bellos recuerdos, risas y carcajadas.

- Aprendizaje día a día, colocando cada cosa en su lugar, cada persona en su sitio, cada sentimiento en su rincón...

- Tu venida, cada vez mas cerca.

- Pequeños detalles, que aunque para otros no signifiquen nada, para mi son motivo de gratitud.

Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús. 
(1 Tesalonicenses 5:18 NTV)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...