COBIJO



Cobijo desprendido del cielo,
como regalo
en ocasiones imperceptible
otras veces intenso.

Cobijo que extiende hogares
refugio de los truenos,
cobijo que en la tormenta
despliega velas y enfrenta vientos.

Cobijo que dobla esquinas
dejando atrás los miedos.
Cobijo que abriga el alma,
que da sosiego,
cierra ventanas,
mitiga duelos.

Cobijo, cobijo del Eterno.


¿Cuánto cuestan cinco gorriones: dos monedas de cobre? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos. Y, en cuanto a ustedes, cada cabello de su cabeza está contado. Así que no tengan miedo; para Dios ustedes son más valiosos que toda una bandada de gorriones.
 (Evangelio de Lucas 12:6,7)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...