ELEVA ANCLAS (4) (Los Relatos de Amelia)


Después de un sueño casi reparador, se levantó con la sensación de estar mirando hacia atrás. La verdad es que esa sensación la ha tenido en otras ocasiones y ha luchado con ella. Al volver la mirada los recuerdos se agolpan y todo vuelve a recobrar vida, y Amelia sabe que debe ordenar como se ordenan las gavetas o los armarios, todo colocado en su sitio, cada cosa en su lugar, es consciente de que tiene que aprender a colocar incluso a personas en el lugar adecuando, también en rincones de olvido.

Pero para que esto suceda, primero hay cosas que tiene que arrancar del corazón, y es una decisión que solo ella puede tomar, recuerdos que trazan un nido de sensaciones en el estómago, que trastocan la vida y que definitivamente no dejan avanzar, sueños y recuerdos que dan pulso a las manos, que dan vida a los abrazos.

La vista siempre al frente, así debe ser, “No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús” (Filipenses 3:13 14)

La puerta, cerrada, muchas veces Amelia la entreabre para “echar un vistazo”, y eso enrarece el aire, aunque parezca que huele bien. 

Cada cosa en su sitio, cada cosa en su lugar, esto se logra poniendo hormigón en las mirillas que transportan y que hacen soñar aunque no se deba.

¿Una nueva vida, eso quieres? Cierra la anterior, enmudece sonidos, olvida sonrisas, cierra los ojos a rostros del ayer.

Si quieres comenzar a ser quien quieres ser, quien debes ser, quien Él espera que seas, ¡carpetazo!, lo que viene bien merece la pena: “Ahora me espera el premio, la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me dará el día de su regreso; y el premio no es solo para mí, sino para todos los que esperan con anhelo su venida” (2 Timoteo 4.8)

¿Está tu vida anclada a alguien, a alguna situación, a algún recuerdo? Suelta lastre, eleva anclas y sigue navegando, un futuro hermoso es pintado para ti, solo eleva anclas, la suave paz de Su mano hará el resto. No repitas las mismas acciones a las que un vez dijiste “nunca mas”, solo eleva anclas...



SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBIRAS NOTIFICACIONES DE TODAS LAS ENTRADAS, ¡NO TE LAS PIERDAS!
Recibirás un correo con un enlace, debes darle CLICK al enlace en tu correo para validar la suscripción, si no haces esto último la suscripción no se realizará. Un saludo.


Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...