LOS RELATOS DE AMELIA (PRÓLOGO) (1)

Hoy quiero presentarles a Amelia, una mujer optimista, capaz, risueña, que ha traspasado la "temible" barrera de los cuarenta, una mujer con un gran mundo interior, que en la mayoría de las ocasiones le cuesta exteriorizar, poner en práctica, vivir.

Cabe decirles que Amelia es un personaje de ficción, en su figura en estos relatos, (ni siquiera conozco a nadie que se llame Amelia), mas no en su existencia, pues estoy segura que hay muchas AMELIAS y "AMELIOS" por este mundo, y  estoy convencida que a través de sus historias, de sus relatos, muchas personas, incluso lectores de este blog pueden identificarse con sus situaciones, sentires, miedos,... 

Amelia es una mujer soñadora, que cree en la gente y que ha dibujado en su mente su mundo ideal. Le gusta el hogar en toda la extensión de la palabra, las meriendas programadas con amigas, las conversaciones edificantes llenas de fe y el tener algo que aportar, algo serio, de provecho, aunque pocas veces cree en si misma.
Es una mujer a la que le gusta emprender y concluir, aunque no siempre lo hace, que le gustan los libros, la fotografía, recolectar flores y sentarse en una valla frente al prado a orar.

Tantos sueños, tantas aventuras, tantas realidades cercanas ama Amelia, pero pocas lleva a la practica ¿por qué? Ni aún ella lo sabe muy bien. Pasa horas leyendo la vida de otros, vidas que la encandilan, que la absorben, que la levanta y alienta, y parece que, en definitiva, vive a través de sus vidas sin pretenderlo, y transcurre su tiempo, otras tantas horas. imaginando, vislumbrando hermosos futuros y se levanta del sillón con proyectos, con deseos, pero sin determinación, pudiendo hacerlo, pero sin lograrlo, nuevamente sin saber muy bien el porque. Eso la entristece pues el tiempo no se detiene y ante ella pasa una vida que anhela pero que no vive.

¿Qué puede estar pasando en la vida de Amelia y de tantas personas que anhelan pero no se deciden, que tiene proyectos por estrenar, pero los pies anchados en la arena, proyectos grandes y hermosos, llamados apostillados a los lados del camino, o proyectos sencillos y apegados a la piel como por ejemplo ser la mujer de Proverbios 31?

Si tú eres una de esas personas que quiere, pero que sigue anclada, que se mira en los demás, que no está segura de estar viviendo como desea, como Él desea, si eres de los que quiere sonreír, aprovechar el tiempo malgastado, invertir en las cosas que realmente importan, servir, entonces espero que Los Relatos de Amelia sea una catarsis para muchos, ánimo para otros y toma de decisiones para todos.

Sean muy bienvenidos.


SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBIRAS NOTIFICACIONES DE TODAS LAS ENTRADAS, ¡NO TE LAS PIERDAS!
Escribe tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Recibirás un correo con un enlace, debes darle CLICK al enlace para validar la suscripción. Un saludo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...