AGUACERO

Aguacero,
 palabra que eleva mis pies,
que firme me sujeta,
que desboca el corazón,
que abre brazos que esperan.
Aguacero porque irrumpe con fuerza...
pero sin daño,
porque imprime lienzos en blanco.
Aguacero porque es entrega,
porque empapa una vida seca.
¡Oh aguacero, aguacero!
expresión que es sinfonía
que escucho como palabras,
como porvenires,
como esencias de vida.
Y ahora escucho y percibo un aguacero
tras la débil ventana,
pero lo que anhelo, ¿lo que anhelo?...
...  es tu aguacero de bendición
empapando mi alma,
tu aguacero de promesas
extendiendo el sendero
y colocando en el cielo,
cual brillantes estrellas,
cada uno de tus proyectos.
Aguacero de Dios,
ese es el que quiero.
 
 
Queridos hermanos y amigos, les deseo  en este día que un aguacero de presencia de Dios visite cada uno de vuestros hogares.
 
¿Anhelas este aguacero?

 




2 comentarios:

  1. Querida hermana, esta hermosa entrada refresca mi alma. Muchas bendiciones para ti desde lo alto. Te quiero mucho hermanita

    ResponderEliminar
  2. Hola mi querida Ana, que bendición cada vez que me visitas, que el Aguacero de Dios inunde cada rincón de tu vida. Un fuerte abrazo. Ester

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...