¿Y QUÉ DE TUS HUELLAS DIGITALES?

 
Joni Erickson Tada fue invitada por el presidente de Estados Unidos a formar parte de una comisión de gobierno y por tanto tuvo que pasar por una serie de controles entre los que se hallaba el tomarle las huellas digitales o dactilares, ¡cuál no sería la sorpresa del agente cuando descubrió que NO TENIA!

No tiene huellas digitales pues desde 1967 y debido a un accidente cuando era una jovencita, quedó tetrapléjica y tantos años en este estado había borrado el surco en sus dedos.

Ella mismo comentó: "Así sucede con las personas que dejan de usar sus manos para servir, les es imposible dejar marcas en las demás personas"

¡Cuánta verdad en estas palabras!, esta mujer cristiana no se ha adormilado lamentándose en su desgracia, sino que usó todo lo que tenía a su alcance, incluso su propia situación para servir a Dios y a los demás. Ha escrito más de 25 libros, libros de ánimo y ayuda a otros basados en el amor y propósito de Dios para las vidas, y tiene un ministerio especialmente dedicado a ayudar a los discapacitados. (Su página web: http://www.joniandfriends.org )

Servir a Dios, para el que Le ama, no es una opción, se llega a convertir en una necesidad, y por supuesto en un privilegio, pues si bien es cierto que nada podemos hacer para pagar el GESTO DE AMOR que compró nuestra salvación en la cruz del Calvario, no puedo imaginar como aquellos que salvó y ante tal gesto de amor pueden permanecer con las manos cruzadas viendo como pasa la vida o invirtiendo el tiempo en muchas cosas sin apartar algo de él para servir en agradecimiento a Aquel que su vida entregó por amor.

¿Nuestro mayor ejemplo? Siempre Él: “y el que quiera ser el primero entre ustedes deberá convertirse en esclavo. Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino paraservir a otros y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:27,28) (Nueva Traducción Viviente)

Cuantos cristianos tienen sus huellas digitales borradas, o a punto de borrarse porque no extienden su mano en servicio a Dios.

Hay personas tras tu ventana que desean, buscan y necesitan ser ayudadas, hay un Dios Todopoderoso que te salvó, que espera que le sirvas por amor. ¡Es el tiempo!

Haz del 2014 el año de tu servicio a Dios, a su obra, al prójimo, el primer año del resto de tu vida, una vida de servicio. Que tus huellas digitales dejen bendición en todo aquello que tocas.



“Trabajábamos desde temprano hasta tarde, desde la salida hasta la puesta del sol; y la mitad de los hombres estaba siempre de guardia. También les dije a todos los que vivían fuera de las murallas que se quedaran en Jerusalén. De esa manera ellos y sus sirvientes podían colaborar con los turnos de guardia de noche y trabajar durante el día. Durante ese tiempo, ninguno de nosotros —ni yo, ni mis parientes, ni mis sirvientes, ni los guardias que estaban conmigo— nos quitamos la ropa” (Nehemías 4:21-23 a) (Nueva Traducción Viviente)


2 comentarios:

  1. Querida Ester impactante publicación, gracias por ponerla en tu blog, me ha sido de bendición y me emocionó el alma, me ha llevado a reflexionar. Bendiciones y feliz navidad junto a tus seres amados. Cariños:Tere

    ResponderEliminar
  2. Dios te bendiga querida hermana, gracias a ti por pasearte por este lugar, ojalá que todos los hijos de Dios gastemos nuestra vida en amarle y servirle. Recibe un abrazo fuerte para ti y toda tu familia. Bendiciones

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...