BONDAD INMENSURABLE


Cuando amanece el día de ir a Su casa, siempre esperamos regalos hermosos, sorpresas, Palabra, presencia, pero cuando ocurre algo como lo del domingo..., me emociona, me sumerge en un sentir indescriptible al comprobar Su bondad inmensurable, cuando percibes que Él está ataviando el regalo con un hermoso lazo, cuando te habla al oído, fuerte, claro, diciéndote: “sanaré todas tus heridas”,... cuando el bálsamo te abriga, cuando su mano toca tu corazón y te dice “estoy contigo”, cuando el pensamiento divaga, y al amanecer Él trae respuesta, caigo rendida ante Su bondad inmensurable.

Cuando estoy presente en la visita del Espíritu Santo al lugar, cuando toca vidas, liberta corazones, liga personas a Cristo, transforma pasos y devuelve caminos, cuando estoy presente cuando su Espíritu Santo levanta un cántico nuevo congregacional, incluso de los “pequeños” que están llegando, pero que ya sienten Su presencia, cuando el tiempo en la alabanza es detenido y nos acuna a Sus pies, cuando Su visita levanta brazos caídos, despliega almas que estaban arrugadas y encamina vidas dispersas, entretenidas, que ahora de nuevo retoman el sendero, caigo rendida ante Su bondad inmensurable.

Cuando veo lo que estás haciendo a través de esta parte de Tu Cuerpo en este hermoso valle, La Orotava, y como la bendición va tocando otros pueblos; que a pesar de tiempos difíciles en este año, de actos inesperados, de manos retraídas, de pasos que se devolvieron, de “bofetadas” recibidas, Tu voz se ha vuelto a escuchar: “Hay cosas necesarias, estoy con ustedes”, caigo rendida ante Tu bondad inmensurable.

Ver como estas poniendo un broche brillante en este atardecer del año, como nos has trasladado y en este nuevo destino tus planes se están cumpliendo, como nos has suplido hasta que sobreabunde sin saber como, con tus sorpresas, con tus regalos, ver como los que no te conocen se están acercando a Ti y te ven actuar en sus vidas, ver como la puerta de esta nueva iglesia es puerta para almas que te están buscando, ver como nos vas dirigiendo en el camino, abriendo senderos, derramando de tu fuente de misericordia, ¡qué puedo decir Señor, sino que caigo rendida ante Tu bondad inmensurable! ¡Gracias por todo y gracias por la visitación del domingo y lo que hiciste en el culto! Seguimos llenos de expectación.

2014... “delicias a Tu diestra Dios, para siempre”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...