ME GUSTAN MIS MAÑANAS



Me gustó mi mañana, mi amanecer, el transcurrir de las horas, Tu presencia, Tu voz, Tu abrazo.

Me gustan mis mañanas porque contigo lo tengo todo: abrazo, sosiego, gozo, el corazón centelleando porque Tú estás.
Aromas desprendidos, luz que acaricia, ungüento derramado que sana, que transforma, que cierra heridas.

Susurras a mi oído que anhelas abrazarme, Dios mío, Señor mío, ¡aquí estoy!

A más del olor de tus suaves ungüentos, Tu nombre es como ungüento derramado
(Cantar de los Cantares 1:3)


Y a ti, ¿te gustan tus mañanas?, ¿de qué están llenas?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...