TUS GESTOS


Despertar en la mañana
y saber que me cuidas
¿puede haber algo más seguro?

Un gesto imperceptible al mundo
pero sellado en mi corazón
me habla de Ti, que tu mano está,
que tu mirada has derramado sobre mi.
Un ¡llegó! cuando no lo esperaba,
una canción, una Palabra...
allí, creciendo ante mis ojos para hablarme,
donde no sabía.

Tus gestos, todos ellos me miman.
Cuando la soledad ha desplegado su vestido
y llena toda la habitación
y cierra las ventanas,
una hiedra escala la pared
abriendo el ventanal
diciendo "estoy aquí, de ti no me he olvidado"

Tus gestos, todos ellos me miman.
Cuando el invierno llega y se arraiga pareciendo perpetuo,
entre la nieve irrumpe vida,
¡aquí estoy, de tí no me he olvidado!
Cuando un dolorcito hay en el corazón,
gopeando sin piedad
y hace caminar a los ojos lejos,
sin horizontes, sin observar,
ahí, ahí algo ocurrirá
pues tus gestos, ¡todos ellos me miman!
me hablan de tu cuidado,
de que no me dejas sola,
que de mi no te has olvidado.
Tus gestos...
Tu presencia en cada uno de ellos.

Tus gestos, tus detalles me hablan
(Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá. Salmo 27:10)
Me hablan de segundas oportunidades,
de propósitos que has delegado,
me hablan de Papá cuidando de su hija.

Tu "GESTO" en la cruz me compró, me salvó Jesús.
Tus gestos, todos ellos me miman.

Despertar en la mañana
y saber que me cuidas
¿puede haber algo más seguro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...