MOMENTOS INESPERADOS



Existen ocasiones en las que tomar distancia, aire, cambiar la rutina... cambia tu perspectiva de las cosas. Momentos inesperados, sencillos, te pueden hacer sonreír y alejar la nube grisácea que se enfrasca sobre tu espacio y aprisiona los sentidos enredando el alma. 

Un minuto diferente, un baño en el mar, una carcajada que camina por la  piel, pueden abrir una nueva senda que creías perdida. 
Un retazo de tarde sin planear puede cambiar tu rumbo, tus ojos cuasi cerrados, tu mañana indiferente. 

Lecciones aprendidas rociadas de mar centran tu pensar y trae precisión a tu sentir.

Cambia tu rutina, pinta tu rincón. ¡Mi fructífera tarde bañada de sol!


2 comentarios:

  1. !Qué belleza esta entrada Ester querida!!
    Cada letra que derramaste es como si la hubieras sacado de mi corazón. Veo que tenemos el mismo sentir en el Señor amiga y me deleito con tus escritos.
    Me llevo esta frase tuya en mi corazón, me encantó...Cambia tu rutina, pinta tu rincón. ¡Mi fructífera tarde bañada de sol!
    Dios te bendiga y te siga inspirando para así poder bendecirnos a quienes te seguimos y queremos con el corazón. Cariños a los tuyos.Tere

    ResponderEliminar
  2. Tere, siempre tan amable con tus comentarios. Es una bendición para mi tenerte por este lugar. Dios te siga bendiciendo en gran manera y llenando cada rincón de tu vida de Su presencia.

    Un fuerte abrazo mi querida amiga y todo mi cariño.

    Ester

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, seguro nos bendecirá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...