FLORES EN MI VENTANA (26)


Cada bendición, cuidado, detalle, son como flores que el Señor deposita cada día en mi ventana. Su hermosa Palabra nos dice que debemos ser agradecidos en todo, así que hoy quiero agradecer por cada una de estas flores:

* Tu propósito en mi vida, aunque en ocasiones yo lo pierda de vista, Tú sigue mostrándolo a cada uno de mis pasos.

* Ojos que se abren a la realidad de tu voluntad.

* Un camino trazado, dirección a seguir.

* El disfrutar de cada momento, aún de las cosas simples.

* El sabor de las nectarinas en verano.

* Los pies mojados en el mar.

* Caminatas llenas de encanto.

* Disfrutar de lo impredecible.

* Noticias de lejos de vidas libertadas.

* Poder estar cubiertos de tu paz aún en medio de la tormenta.

* Tu abrazo perenne.

* Recuerdos que traen algo nuevo (que no lo es tanto porque siempre estuvo ahí), que despejan dudas, que extinguen frustraciones y hacen visibles sendas desdibujadas por ideas que quedaron ancladas en algún lugar.

* Nuevos retos.

* Por Proyectos que salen de tu corazón Señor, y en los que me das la gran oportunidad de ser parte (Que Brille tu luz siempre)

* Tu Palabra que me habla.

* El Gozo, el Gozo que como flor fresca has depositado estos días en el alféizar de mi ventana.

Feliz día para todos y cuéntanos cuántas flores ha depositado el Señor en tu ventana.

UN CORAZÓN CONFORME AL DE DIOS


Leyendo una parte del libro de devocionales “Buenos días con buenos amigos” de Charles R. Swindoll y basado en el pasaje de 1 Samuel 13:1-14 hablando sobre “Un corazón conforme al de Dios”, como lo tenía David, me ministró una porción esta mañana y me gustaría compartirlo con todos ustedes porque creo que merece la pena.

El autor escribió lo siguiente:

Dios no busca personas perfectas, busca personas normales pero que tengan un corazón conforme al suyo, un corazón con las siguientes cualidades:

* Estar en armonía con Dios.

* Que lo que sea importante para Dios, también lo sea para mi.

* Que lo que aflige a Dios, también me aflija a mi.

* Que obedezca a las indicaciones del Señor, si Él dice: “ve a la derecha” yo voy a la derecha.

* Que cuando Dios diga: “ponle fin a esto”, lo haga.

* Que cuando Dios diga: “Esto es lo que quiero que cambies” lo acepte.

* Un corazón completa e íntegramente suyo.

* Un corazón que no oculta nada.

* Un corazón que no guarda basura bajo la alfombra, por muy pequeña que sea.

* Que cuando haga algo malo, lo reconozca y acepte la responsabilidad del acto.

* Que me sienta mal por el acto cometido.

* Que me afecten las cosas que desagradan al Padre Celestial.

* Que agrade al Señor con mis acciones.

* Que me importe la motivación que hay detrás de mis acciones.

Esto es tener un CORAZÓN CONFORME AL DE DIOS. En esto consiste en cristianismo bíblico, así que poco más que añadir.

Debemos trabajar en nuestro corazón, por lo menos yo quiero hacerlo.

Feliz día.

TESOROS



Hace unos días recordaba algo de mi infancia que me hizo tener una sonrisa durante toda la tarde. Mi hermana y yo compartíamos habitación, y nuestro armario tenía una especie de compartimentos en la parte alta, y es increíble descubrir como determinadas cosas pueden tener ciertos significados y sobre todo para los niños.

De vez en cuando, yo me subía a una silla y buscaba, miraba lo que allí se encontraba, era como una caja de tesoros, y es increíble la sensación que eso producía en mi, no se si en mi hermana, porque yo era más pequeña. Cuando quería algo especial allí iba a buscarlo, y nunca sabía muy bien qué iba a encontrar, o sí, pero esa sensación era única.

A veces no llegaba y solo estiraba la mano y por el tacto quería saber lo que había.

Allí mi madre iba guardando lo que para mi eran tesoros, los libros que ya no cabían en la mesilla donde tenía todos mis cuentos y que entonces se guardaban en los compartimentos del armario, y me gustaba tocarlos, encuadernados en tapa dura, los nuevos que me habían comprado y estaban todos ahí para que los leyera, ¡eso me hacía tan feliz! y allí también estaban la pulseritas y los lacitos, los mas bonitos iban en ese lugar, y aveces no me acordaba lo que había, porque no estaba a la altura de mis ojos, pero a mi me gustaba poner la silla, subirme y mirar y decir, ahhhh mira lo que hay aquí, era una sensación increíble para mi.

Algo parecido, y salvando las distancias, me ocurre con La Biblia, es como una caja de compartimentos llena de tesoros, y cuando me acerco a ella, aunque son versículos o historias bíblicas que he leído en varias ocasiones, pero me acerco como al armario y digo: ¡ahhh esto estaba aquí! esa sensación que imagino muchos de ustedes la han experimentado, es sensacional.

Por eso te animo a que te acerques a la Palabra de Dios llena de expectativas, con el corazón ardiendo de emoción por los tesoros que están guardados y a la vez expuestos para ti. No pierdas nunca la sensación de acercarte a La Escritura con el corazón henchido de gozo y con la emoción de saber que hay pan fresco preparado, tesoros listos para guiarte, motivarte, consolarte, tesoros preparados por el Padre para nuestro más increíble deleite.

No tomes la Biblia solo para poner un versículo en Instagram o para hacer un recordatorio bonito, eso está bien, pero tomemos la Biblia para hacerla real en nuestra vida, para aplicarla, en definitiva para VIVIRLA.

¿Ya te acercaste hoy a tu cofre de tesoros?

Feliz día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...